Ganancia de antenas: ¿dB o dBi?
Repetidores móviles

Cuando se habla de las prestaciones de una antena se alude siempre a un concepto, el de la ganancia, para saber el rendimiento que de la misma se puede obtener. Podemos definir la ganancia como la relación, generalmente expresada en decibelios, que debe existir entre la potencia necesaria a la entrada de una antena de referencia sin pérdidas y la potencia suministrada a la entrada de la antena en cuestión, para que ambas antenas produzcan, en una dirección dada, la misma  intensidad de  campo, o la misma densidad de flujo de potencia, a la misma distancia.

Normalmente, la ganancia se refiere a la dirección de máxima radiación de la antena, aunque en casos particulares puede referirse la ganancia a una polarización concreta.

Pero la ganancia se utiliza muchas veces en un sentido muy amplio que da lugar a ciertas confusiones, por lo que vamos a ver qué tipos de ganancia hay:

1.- Isótropa. También llamada ganancia absoluta. Se representa con la abreviatura Gi. Esta ganancia se aplica a la antena de referencia cuando es una isótropa aislada en el espacio. Las unidades se dan en decibelios y se abrevian dBi.

2.- En relación al dipolo. Es una referencia al dipolo de media onda aislado en el espacio y cuyo plano ecuatorial tiene la dirección dada. Las unidades se dan en decibelios y se abrevian dB o dBd.

3.- En relación a una vertical. La referencia aquí es una antena vertical corta, abreviada Gv, consistente en un conductor rectilíneo más corto que un cuarto de longitud de onda y  situado perpendicularmente a la superficie de un plano cuya característica es la de ser totalmente conductor y la de tener la dirección dada.

Hemos introducido un concepto que se usa muchas veces pero que os puede sonar un poco abstracto, es el de antena isótropa. Esta es una antena ficticia, por lo tanto que no es realizable físicamente, y cuya principal condición teórica es la de radiar con idéntica intensidad en todas las direcciones. Esto supone que no tiene polarización.

Cómo se expresa:
Ahora que ya sabemos los tres tipos de ganancia estamos casi en condiciones de entender los datos que mostramos en los ensayos y las características técnicas que los fabricantes insertan en sus catálogos. Únicamente nos falta saber cómo hay que hacer para convertir dB en dBi. Pues esto es muy sencillo, muchísimo más de lo que pudieras creer. Para convertir una unidad en otra solamente hay que hacer una sustracción:  dB = dBi - 2,14

Por lo tanto, si se nos dice que una antena tiene una  ganancia de 6 dBi, realmente su ganancia con relación al dipolo de media onda será menor, en este caso de 3,86 dB.

Como veis, los fabricantes que dan ganancias en dBi tratan de ofrecer valores más optimistas, ciertamente reales pero optimistas porque el cliente ve una cifra alta y piensa que la antena rinde más de lo que realmente le corresponde. Por eso hay que fijarse siempre en las cantidades en dB o en su caso hacer la conversión. Desde este momento ya sabéis cómo se realiza.
Repetidores móviles